IMPLICACIÓN DE LA MUSCULATURA INTRÍNSECA EN EL DOLOR DEL PIE

INTRODUCCIÓN

Se calcula que el dolor de pie afecta a entre un 14 y 42% de la población1.

Dentro de la valoración en la patología de pie determinados factores han sido ampliamente descritos como son la reducción del ángulo de dorsiflexión, el índice de masa corporal, actividades laborales con carga del pie, alteraciones morfológicas óseas etc2,3. Sin embargo, existen casos en los cuales estos factores parecen estar normales, pero el dolor persiste.

Por otro lado, la musculatura intrínseca del pie parece tener una gran importancia en la función mecánica de este, así diversos estudios han descrito como esta musculatura favorece el mantenimiento de los arcos del pie, aumenta su actividad en actividades dinámicas y de mayor carga4-10.

Teniendo en cuenta esto, en los últimos años la musculatura intrínseca del pie ha empezado a estudiarse como un posible factor de inicio o de perpetuación del dolor, observándose alteraciones de la musculatura intrínseca en patologías que cursan con dolor de pie, pero sin establecerse una relación causa-efecto unidireccional1.

El objetivo de este trabajo fue evaluar si determinadas características de la musculatura intrínseca del pie deberían tomarse en cuenta en la valoración del dolor en esta área anatómica.

BÚSQUEDA BIBLIOGRÁFICA

La búsqueda bibliográfica se realizó en la base de datos Pubmed. Fueron utilizados tres conjuntos de términos. El primero fue ´´intrinsic foot“ AND ´´pain“. El segundo, ´´intrinsic foot“ AND ´´strenght“. En la última búsqueda, se fijó que ´´ foot“ apareciese en el título y ´´muscles“ en el título y el resumen.

Además, con el objetivo de filtrar los artículos, estos tenían que ser de los últimos 10 años, llevados a cabo en humanos y estar disponibles a texto completo.

En la primera búsqueda se obtuvieron 38 artículos, en la segunda 22 y en la tercera 196 resultados. De este total, se descartaron todos aquellos artículos en los que no se hablasen de musculatura intrínseca del pie; aquellos en los que no se relacionasen características de la musculatura intrínseca con el dolor; y aquellos que hubiesen sido analizados en una revisión sistemática posterior. Del total se eligieron dos artículos, una revisión sistemática y un estudio controlado en laboratorio1,11.

DESARROLLO

Relación entre dolor de pie y fuerza y tamaño muscular

Latey et al.1, realizaron una revisión sistemática para analizar la relación entre el dolor de pie y la fuerza y tamaño muscular.

Para ello, se realizó una revisión sistemática según las normas PRISMA.

La búsqueda bibliográfica en las bases de datos Medline, CINHAL, AMED, AgeLine, Scopus, SportDiscus, Web of Science y se revisaron las referencias bibliográficas de los artículos a texto completo.

Los artículos a texto completo se eligieron en base a la pregunta: ¿Examina o estudia el artículo una relación entre dolor de pie y fuerza o tamaño muscular? Los criterios de exclusión fueron: artículo duplicado o tesis, artículo no original, ausencia de medición del dolor y de fuerza, relación entre músculos y dolor no reportada.

En la primera búsqueda se obtuvieron 10.170 artículos, y tras la aplicación de criterios de exclusión se eligieron 8 artículos.

A continuación, serán expuestas aquellas mediciones de cada estudio que buscaron una relación entre características musculares y dolor de pie.

Allen et al.12 compararon la fuerza de flexión de los dedos del pie, medida mediante una mini báscula, entre personas con fascitis plantar unilateral (FPU) (n=20), con dolor de 20 meses de media; y pacientes asintomáticos. Tras el análisis se observó que el pie asintomático de participantes con FPU tenía menos fuerza de flexión de dedos con respecto al que no tenía dolor (P<0.05). Además, los flexores de los dedos en el grupo que tenía FPU presentaron menos fuerza que en el grupo control (p<0.05).

Hurn et al. 13estudiaron las relaciones entre el dolor de pie y hallux valgus (HV). Se incluyeron a 60 pacientes con HV.  El dolor fue medido mediante escala EVA (0-100) y la fuerza mediante células de carga y el paper grip test (PGT). El dolor general medio fue de 19/100 y el máximo dolor medio de 49/100. Se encontraron correlaciones entre la debilidad medida con el PGT y el dolor general del paciente (P= 0.002) y su peor dolor  (P= 0.003) en las últimas 4 semanas. No se observó lo mismo con la fuerza medida mediante células de carga.

Mickle et al.14 estudiaron la relación entre diferentes variables y el dolor de pie discapacitante, en 312 pacientes de más de 60 años. Se utilizaron plataformas de presiones para medir la fuerza de flexión del dedo gordo y de los demás dedos. El dolor fue clasificado como discapacitante(Dd), en base a las respuestas al Manchester Foot Pain And Disability Index, mediante dos definiciones, la definición A (si el paciente respondía al menos a una pregunta ´´algún día o la mayoría de los días“, definición B, si el paciente respondía al menos a una pregunta ´´casi o todos los días`. En base a la definición A, se observó una menor fuerza en la flexión del hallux en participantes con Dd con respecto a aquellos sin dolor (P<0.05). En base a la definición B, se observó una menor fuerza de flexión en todos los dedos en el grupo con Dd con respecto al grupo sin dolor(P<0.05).

Tabla 1.1.png
Tabla 1. Resumen de trabajos de Allen et al., Hurn et al. y Mickle et al.

Munteanu et al.15 estudiaron características relacionadas con el dolor y la discapacidad en pacientes con osteoartritis sintomática de la 1º articulación metatarsofalángica (1AMTF). Para ello incluyeron a 151 pacientes con osteoartritis y dolor en la 1ºAMTF. Midieron la fuerza de flexión del hallux mediante plataforma de presiones y el dolor mediante el apartado de dolor del Foot Health Status Questionnaire. El dolor medio fue de 57/100.

No se observó una relación entre la fuerza de flexión del hallux y el dolor de los participantes.

Shamus et al.16 compararon los efectos de un programa de tratamiento general (PTGHL) de Fisioterapia para hallux limitus, que recibió un grupo control y un tratamiento que recibió un grupo experimental, que consistió en un PTGHL al que se le sumaron ejercicios de movilizaciones de sesamoideos, fortalecimiento de flexores del hallux y entrenamiento de la marcha. El dolor previo a intervención de ambos grupos fue de 7/ 10. Tras 12 sesiones de tratamiento realizadas en 4 semanas, el grupo de intervención mostró mayor fuerza medida mediante dinamómetro (p<0.001) y menor dolor medido mediante escala verbal de 0 a 10, (p<0.001) que el grupo control. En la discusión se plantea que la mayor fuerza en el grupo experimental podría estar relacionada con el menor dolor.

Sullivan et al.17 evaluaron posibles características musculoesqueléticas de la actividad relacionadas con el dolor plantar. Participaron 202 personas con dolor de talón y 70 personas asintomáticas. La fuerza de los dedos se midió mediante un dinamómetro. Se observó mayor fuerza de flexión en el hallux (P=0.047) y en los demás dedos (P=0.032) en personas asintomáticas que en personas con dolor plantar.

Tabla 1
Tabla 2. Resumen de los trabajos de Munteanu et al., Shamus et al. y Sullivan et al.

Chang et al. 18 estudiaron los volúmenes de la musculatura intrínseca en 8 personas con fascitis plantar crónica (>3 meses) unilateral y dolor medio de 6.5/10. Para ello midieron mediante resonancia magnética los volúmenes de la musculatura intrínseca total, la del retropié y la del mediopié, de ambas piernas. Tras el análisis se observó que las personas con fascitis plantar presentaban solamente menor volumen en musculatura del antepié (Flexor corto del hallux, aductor del hallux, interóseos plantares, pequeña parte del cuadrado plantar y flexor corto de los dedos) (p=0.03).

Por último, Schmidt et al. 19estudiaron la prevalencia y el grado de atrofia muscular grasa de musculatura alrededor del talón (flexor corto de los dedos, cuadrado plantar, abductor del hallux, abductor del 5º dedo), en 80 individuos con dolor de pie y 80 individuos asintomáticos. Tras el análisis se observó que no existía una diferencia significativa entre el grado de atrofia grasa en individuos sanos y con dolor, tampoco se observó una diferencia en la sección transversal de los músculos entre ambos grupos (P>0.05).

Tabla 2
Tabla 3. Resumen de trabajos de Chang et al. y Schmidt et al.

 

Conclusiones           

Parece haber evidencia de una importante relación entre debilidad de musculatura del pie y dolor, cuando esta es medida mediante flexión de los dedos y cuando el dolor es de alta intensidad.

De las patologías examinadas la que mayor relación parece tener con debilidad de flexión o tamaño muscular es la fascitis plantar/ dolor de talón.

 

Función alterada de musculatura plantar en individuos con dolor plantar y relación con el uso de plantillas

McClinton et al.11, realizaron un estudio controlado en laboratorio con el objetivo de valorar el funcionamiento de musculatura flexora de tobillo y de dedos del pie en individuos con dolor de talón. Además, intentaron observar si existía relación entre la utilización de ortesis plantar y la función de musculatura flexora de los dedos. En este trabajo solo expondrán los datos referentes a flexores de dedos del pie.

Los investigadores formaron 2 grupos, un grupo de personas con dolor de talón (n=27) y otro grupo de participantes asintomáticos (n=27). La fuerza de los flexores de los dedos se midió con el paper grip test modificado (se realizó el test convencional, pero con un medidor de presión). En cuanto al dolor, se utilizó una Numeric Pain Rating Scale (0-10); se preguntó a los participantes, por su nivel de dolor actual, el mejor y el peor en las últimas 24 horas. En relación al uso de plantillas a los participantes se les preguntó por su utilización y desde hace cuánto tiempo.

Tras los análisis se observó que los individuos con dolor de talón presentaban menos fuerza de flexión en el hallux (P= 0.022) en el resto de los dedos (P= 0.037) con respecto a asintomáticos. Además, el uso de ortesis durante un mayor tiempo estuvo moderadamente relacionado con menor puntuación en la flexión del hallux (p= 0.01) y de los demás dedos (p= 0.03).

tabla 3
Tabla 4. Resumen de artículo de McClinton et al.

Conclusiones

Los pacientes con dolor de talón parecen mostrar debilidad en la flexión de dedos del pie, variable que ha sido utilizada previamente para valorar la fuerza de musculatura intrínseca del pie.

En este estudio el uso de plantillas durante un tiempo prolongado se asoció a una menor fuerza en los músculos flexores de los dedos del pie.

El fortalecimiento de la musculatura flexora de los dedos debería tenerse en cuenta en el manejo del dolor de talón y en los consejos sobre el uso de ortesis plantares (Ejercicios+ ortesis).

Si bien se han visto datos con respecto a la relación entre el tiempo de uso de ortesis y la actividad de musculatura flexora de los dedos, más investigación es necesaria para corroborar estos hallazgos.

 

CONCLUSIONES DEL TRABAJO

En el abordaje del dolor de pie, la musculatura como factor en el origen o perpetuación del dolor se ha tener en cuenta.

La fuerza en la flexión de los dedos parece ser un método de medición de la fuerza de musculatura intrínseca, si bien, se ha de tener en cuenta que flexores extrínsecos también participan.

Como retos en la valoración, están encontrar métodos que nos permitan valorar de la manera más exacta la fuerza de musculatura intrínseca y que puedan ser reproducibles de manera clínica.

Otros factores musculares como la sensibilidad a la presión se tienen en cuenta en la clínica a la hora de valorar posible contribución muscular, sin embargo, es complicado reproducirlos en la investigación.

Encontrar nuevos métodos para medir otros factores musculares para poder llevar la clínica a la investigación y viceversa, resulta de gran importancia.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Latey PJ, Burns J, Hiller CE, Nightingale EJ. Relationship between foot pain, muscle strength and size: A systematic review. Physiotherapy. 2017;103(1):13-20.
  2. Besse J. Metatarsalgia. Orthopaedics & Traumatology: Surgery & Research. 2017.
  3. Martin RL, Davenport TE, Reischl SF, et al. Heel pain—plantar fasciitis: Revision 2014. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy. 2014.
  4. Drewes L, Beazell J, Mullins M, Hertel J. Four weeks of short foot exercises affect lower extremity function, but not alignment, in patients with lower extremity injuries. J Athl Train. 2008;43(3):S105-S106.
  5. McKeon PO, Hertel J, Bramble D, Davis I. The foot core system: A new paradigm for understanding intrinsic foot muscle function. Br J Sports Med. 2015;49(5):290-2013-092690. Epub 2014 Mar 21. doi: 10.1136/bjsports-2013-092690 [doi].
  6. Mulligan EP, Cook PG. Effect of plantar intrinsic muscle training on medial longitudinal arch morphology and dynamic function. Man Ther. 2013;18(5):425-430.
  7. Mann RA, Hagy JL. The function of the toes in walking, jogging and running. Clin Orthop Relat Res. 1979;(142)(142):24-29.
  8. Mann R, Inman VT. Phasic activity of intrinsic muscles of the foot. JBJS. 1964;46(3):469-481.
  9. Fiolkowski P, Brunt D, Bishop M, Woo R, Horodyski M. Intrinsic pedal musculature support of the medial longitudinal arch: An electromyography study. The Journal of foot and ankle surgery. 2003;42(6):327-333.
  10. Headlee DL, Leonard JL, Hart JM, Ingersoll CD, Hertel J. Fatigue of the plantar intrinsic foot muscles increases navicular drop. Journal of Electromyography and Kinesiology. 2008;18(3):420-425.
  11. McClinton S, Collazo C, Vincent E, Vardaxis V. Impaired foot plantar flexor muscle performance in individuals with plantar heel pain and association with foot orthosis use. journal of orthopaedic & sports physical therapy. 2016;46(8):681-688.
  12. Allen RH, Gross MT. Toe flexors strength and passive extension range of motion of the first metatarsophalangeal joint in individuals with plantar fasciitis. Journal of orthopaedic & sports physical therapy. 2003;33(8):468-478.
  13. Hurn SE, Vicenzino BT, Smith MD. Correlates of foot pain severity in adults with hallux valgus: A cross-sectional study. Journal of foot and ankle research. 2014;7(1):32.
  14. Mickle KJ, Munro BJ, Lord SR, Menz HB, Steele JR. Cross‐sectional analysis of foot function, functional ability, and health‐related quality of life in older people with disabling foot pain. Arthritis care & research. 2011;63(11):1592-1598.
  15. Munteanu SE, Zammit GV, Menz HB. Factors associated with foot pain severity and foot-related disability in individuals with first metatarsophalangeal joint OA. Rheumatology. 2011;51(1):176-183.
  16. Shamus J, Shamus E, Gugel RN, Brucker BS, Skaruppa C. The effect of sesamoid mobilization, flexor hallucis strengthening, and gait training on reducing pain and restoring function in individuals with hallux limitus: A clinical trial. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy. 2004;34(7):368-376.
  17. Sullivan J, Burns J, Adams R, Pappas E, Crosbie J. Musculoskeletal and activity-related factors associated with plantar heel pain. Foot & ankle international. 2015;36(1):37-45.
  18. Chang R, Kent-Braun JA, Hamill J. Use of MRI for volume estimation of tibialis posterior and plantar intrinsic foot muscles in healthy and chronic plantar fasciitis limbs. Clin Biomech. 2012;27(5):500-505.
  19. Schmid DT, Hodler J, Mengiardi B, Pfirrmann CW, Espinosa N, Zanetti M. Fatty muscle atrophy: Prevalence in the hindfoot muscles on MR images of asymptomatic volunteers and patients with foot pain. Radiology. 2009;253(1):160-166.

Autor: Gómez Chiguano, Guido Fabián.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s