EFECTOS DE LA TERAPIA MANUAL Y EL MASAJE TRAS EL EJERCICIO

Actualmente es muy común la utilización del masaje post-competición tanto a nivel profesional como en deporte amateur. Así, es cada vez más frecuente ver fisioterapeutas en las zonas de finalización de todo tipo de eventos deportivos, principalmente de atletismo, triatlón, etc. Suele ser requerido por los deportistas para aliviar las molestias provocadas por el ejercicio realizado, para reducir la fatiga muscular, o reducir las posibles agujetas que puedan producirse.

El masaje post-ejercicio es uno de los métodos más utilizados en la recuperación del deportista. Otros métodos utilizados frecuentemente son la crioterapia o inmersión en agua fría, la recuperación activa a través de ejercicios suaves, los estiramientos o la compresión o presoterapia.

Dentro de las técnicas de masaje hay gran variedad de ellas, aunque en las técnicas manuales en deporte se suele utilizar técnicas de roce superficial y profundo, de compresión, drenaje, técnicas neuromusculares, etc.

En cuanto al uso del masaje en este ámbito no hay una evidencia fuerte que lo sustente. Aun así, hay diversas investigaciones en este ámbito que le atribuyen efectos positivos a nivel fisiológico, biomecánico, neurológico e incluso psicológico1.

Se utiliza comúnmente para reducir tensión muscular, dolor o espasmos musculares, además de mejorar movilidad y flexibilidad muscular. Parece que incrementa el flujo sanguíneo del músculo y que promueve la eliminación de sustancias como el lactato sanguíneo o la creatina-quinasa. Otros autores reflejan un efecto en la reducción de la inflamación muscular al disminuir la producción de citoquinas2.

Es clásicamente utilizado también como método para reducir las agujetas provocadas por el ejercicio intenso 3.

En el ámbito psicológico existe más evidencia de los efectos positivos de estas técnicas, lo que puede ser útil en el manejo del deportista tanto a nivel pre como post-competitivo4.

Se ha estudiado el efecto del masaje sobre diversos sistemas, como el sistema endocrino. Así, se han visto variaciones tras el masaje en marcadores como el cortisol5, la dopamina o en las endorfinas.

Se han visto también efectos del masaje post-ejercicio en el sistema inmunológico. En una interesante investigación publicada en 2009 se reflejó que el masaje produce un efecto significativo en el nivel de Inmunoglobulina A (IgA) salival (p=0,05), además de un efecto sobre los niveles totales de proteínas en la saliva. Por lo tanto, el masaje puede favorecer la recuperación del estado inmunosupresor transitorio que se produce por el ejercicio6.

Se pueden ver los valores obtenidos en las muestras del estudio en la siguiente tabla:

tabla saliva

Como ejemplo se puede ver la siguiente gráfica que muestra las concentraciones de Inmunoglobulina A en ambos grupos y en diversos momentos: basal, post-ejercicio y post-recuperación:

figura IgA

Por otra parte, en 2016 se publicó en la Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy (JOSPT)7 una investigación llevada a cabo con 72 corredores que finalizaron una carrera de ultrarresistencia (161 km). Los investigadores dividieron a los participantes en 3 grupos de tratamiento post-carrera:

  • Grupo de tratamiento con masaje.
  • Grupo de tratamiento con compresión neumática secuencial (presoterapia).
  • Descanso en posición tumbada (decúbito supino).

En los resultados del estudio se vio una disminución del dolor post-tratamiento en el grupo del masaje (p<0.0001), además de mejorar la sensación de fatiga (aunque este último parámetro mejoró también en el grupo de presoterapia (p<0,01)) (Figuras 1 y 2).

 

Aunque la utilización del masaje a nivel post-competición es muy común y puede tener diversos beneficios como los anteriormente citados, no hay una fuerte evidencia que lo soporte.

En un meta-análisis realizado en 2016 los autores reflejaban que un masaje de una duración aproximada de 5-12 minutos es suficiente para conseguir los objetivos que se buscan de alivio del dolor y la fatiga muscular1.  Su efecto será, además, a corto plazo.

En cuanto a las agujetas, aunque la evidencia actual es pequeña, parece que puede tener un efecto beneficioso en la reducción del dolor provocado en esta situación. En alguna investigación se ha utilizado las agujetas como modelo de dolor muscular experimental, y se ha visto una reducción del dolor y la mecanosensibilidad muscular en los sujetos que eran tratados con masaje profundo/terapia manual, comparado con un grupo control y otro grupo de masaje superficial8.

Es importante diferenciar además los efectos del masaje según el tipo de ejercicio realizado (fuerza, resistencia, etc.). Parece que esta técnica resultaría más útil tras ejercicio intenso mixto, comparado principalmente con el de fuerza. Así, se ha visto por ejemplo que la terapia manual parece útil tras pruebas de ultrarresistencia como una prueba de Ironman (Triatlón de larga distancia), disminuyendo el dolor percibido y la sensación de fatiga 9.

Además, algunos estudios sugieren que el masaje parece más útil para sujetos poco entrenados que para atletas con alta carga de entrenamiento.

Por lo tanto, aunque la evidencia que tiene no es muy grande, parece que puede tener ciertos beneficios en el deportista, ya sea amateur o profesional, aunque es necesaria más investigación para valorar sus efectos a nivel fisiológico, bioquímico, muscular, o a nivel del rendimiento deportivo.

BIBLIOGRAFÍA

1 Poppendieck, W., Wegmann, M., Ferrauti, A. Massage and Performance Recovery: A Meta-Analytical Review. Sports Med (2016) 46: 183.

2 Crane JD, Ogborn DI, Cupido C, et al. Massage therapy attenuates inflammatory signaling after exercise-induced muscle damage. Sci Transl Med. 2012;4(119):119ra13

3 Visconti L, Capra G, Carta G, Forni C, Janin D. Effect of massage on DOMS in ultramarathon runners: a pilot study. J Bodyw Mov Ther. 2015;19:458-463

4 Cafarelli E, Flint F. The role of massage in preparation for and recovery from exercise. An overview. Sports Med. 1992;14(1):1–9.)

5 Field, T, Hernandez-Reif, M, Diego, M, Schanberg, S, and Kuhn, C. Cortisol decreases and serotonin and dopamine increase following massage therapy. Int J Neurosci 115: 1397–1413, 2005.

6 Arroyo-Morales M, Olea N, Ruíz C, del Castilo Jde D, Martínez M, Lorenzo C, Díaz-Rodríguez L. Massage after exercise–responses of immunologic and endocrine markers: a randomized single-blind placebo-controlled study. J Strength Cond Res. 2009 Mar;23(2):638-44.

7 Hoffman MD, Badowski N, Chin J, Stuempfle KJ. A Randomized Controlled Trial of Massage and Pneumatic Compression for Ultramarathon Recovery. J Orthop Sports Phys Ther. 2016 May;46(5):320-6.

8 Frey Law LA, Evans S, Knudtson J, Nus S, Scholl K, Sluka KA. Massage reduces pain perception and hyperalgesia in experimental muscle pain: a randomized, controlled trial. J Pain 2008 Aug;9(8):714-721.

9 Nunes GS, et al. Massage therapy decreases pain and perceived fatigue after long-distance Ironman triathlon: a randomised trial. J Physiother. 2016 Mar 22. pii: S1836-9553(16)00018-7.

 

Cancela-Cilleruelo, Ignacio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s